historia

"Las últimas estribaciones de las Villuercas se funden en el Guadiana con la Siberia extremeña, en la tierra de los lagos y los montes, el oasis de un mundo virgen y salvaje.

   Desde el pequeño cerro donde se asienta la población se avista el circo de montañas que rodea el valle, un lugar seguro, un espacio para la tranquilidad, la reflexión y la cultura. "

 

 

MEDIO FÍSICO

El término municipal tiene una superficie de 132 km2. Al norte las fronteras sirven también para separar las provincias de Cáceres y Badajoz. Esta zona está formada por las últimas rañas que bajan de las estribaciones de la sierra de las Villuercas, dejando a un lado el valle del río Guadarranque y tomando para sí las cuencas del Canalija, arroyo Grande y arroyo de Santiago, formando relieves suaves de tierras rojas. La zona norte se dedica principalmente al cultivo del olivar, alternando con bosque de confieras y matorral. Podemos encontrar algo de viñedo y  pequeños huertos en los valles de los arroyos.  Las especies que predominan en el monte son el alcornoque, madroño, jara, lentisca, quejigo, aulagas, cantuesos, etc. 

   El Sur, por contra, está representado por formaciones pizarrosas, paisajes de valles profundos que van cayendo en picado a los grandes lagos de las cuencas del Guadiana y Guadalupejo.

   Aquí predomina la dehesa y el cultivo mayoritario el cereal de secano, aunque es mas una zona ganadera. La mayor cabaña es la ovina, seguida de la caprina y la bovina. La flora está representada por la encina, la retama y la estepa.

   En cuanto a fauna se pueden encontrar desde ciervos, jabalíes o corzo en caza mayor y conejo, liebre o perdiz en caza menor.  Rapaces como el águila real, perdicera, culebrera o imperial, búhos, lechuzas, milanos y buitres negros y leonados. Cigüeñas blanca y negra, grullas y garzas. Reptiles como el lagarto ocelado, la culebra bastarda y de escalera. En aves estorninos, zorzales, paloma torcaz, tórtola, rabilargo, vencejo, , urraca, jilguero, etc. Y mas difícil de observar el zorro, el gato montés y el lince Ibérico.

   No podemos pasar por alto el recientemente creado Corredor Ecológico "Rio Guadalupejo", donde abundan las aves acuáticas como el martín pescador, garcillas, garzas, diversas especies de ánades, cigüeña negra, águila pescadora. Galápagos leprosos, nutrias, topos, etc.

   Y en las proximidades la Reserva Nacional de Caza de Cijara, repleta de ciervos, muflones, gamos y jabalíes Lince y gato montés, aguilas imperiales y reales, buitres negro y leonado, alimoche, etc.

   En cuanto a especies acuáticas abundan lucios, carpas, black-bass, percasol, barbo común, bogas y cangrejos de río. 

 

HISTORIA

Fue conocido como "el Castillo de los Blancos" desde que los templarios ocuparon el valle del  río Guadalupe. La Fortaleza que coronaba el cerro y el hábito de estos caballeros dieron el nombre a la población. 

 

El origen como núcleo de población habría que buscarlo en la época musulmana, aunque el testimonio mas antiguo de su existencia lo tenemos en 1198, cuando los caballeros Templarios ocupaban su fortaleza. Poco después, en 1293, estas tierras pasarán a manos talaveranas, junto con las vecinas Alía y Valdecaballeros.

En el año de 1865 el castillo amenazaba ruina, desde que fuera abandonado por los Caballeros del Temple nadie se había ocupado de su conservación y sus restos fueron definitivamente destruidos. Esta empresa la llevó a cabo una familia noble del lugar, los Caco Bellina y sus piedras sirvieron para la construcción de algunas casas solariegas de la localidad. Actualmente solo se conserva de él la torre de la Plata, que es el campanario de la iglesia de San Cristóbal y el ábside semicircular de la misma iglesia que formaba parte de la capilla de Santa María del Castillo, patrona de la Fortaleza.

 

Recibe el título de Villa de manos del emperador Carlos I en 1556 haciéndose independiente de Talavera. El pergamino se conserva íntegro en los archivos municipales.

En 1833, junto con muchos pueblos de la Siberia, pasa a pertenecer a la recién creada provincia de la Extremadura, en lo espiritual todavía depende del Arzobispado de Toledo.

 

     Castilblanco sufre las guerras Carlista , en 1837 el pueblo fue quemado y arrasado, frenando así su desarrollo y perdiendo la mayor parte de su patrimonio artístico (entre otras es quemada y destruida la Fortaleza Templaria ) . Se producen amotinamiento con la desamortización de 1871; también participa en las guerras campesinas de 1932, famosos son los "Sucesos de Castilblanco" del último día del año 1931.

   Actualmente Castilblanco tiene una población de 1.430 habitantes, el techo de población se alcanzo en los años 60 en que se superaron las 3.500 almas. Las actividades mas importantes de la población son las relacionadas con la tierra: la agricultura, principalmente del olivo y la ganadería ovina y caprina. El sector industrial está representado por las almazaras y las recién creadas queserías que transforman de forma artesanal la leche de oveja y cabra en el afamado queso de Castilblanco .

   La artesanía mas representativa es la del telar, quedando alguno en activo. Las piezas que elaboran son mantas, colchas, alforjas, refajos, enaguas o sábanas y se realizan por encargo. hay también mujeres dedicadas al bordado de sábanas, manteles y refajos y varios artesanos dedicados a la talla de madera.

   Como recurso turístico, la abundancia de caza y pesca en la zona hacen de estas actividades una pequeña fuente de ingreso.

D. Medardo Muñiz

Castilblanco ha dado personajes que han sobresalido por su actividad profesional: El Doctor Seco, discípulo del Nóbel Ramón y Cajal;  D. Medardo Muñiz, escritor y articulista; D. Felix Rebollo, escritor y doctor en filología Hispánica; Juan Carlos López, Cum Laudem en medicina; Reyes Abades, el gran maestro de los efectos especiales.

 

Reyes Abades

 
Menú Principal